Sexualidad 09/05/2011 10:01:30

Follando por otro

Después del concierto nos fuimos al bar del pueblo. Aquel día nos

acompañaban las pocas personas del público que habían aguantado hasta

el último acorde. Entre ellas la chica del traje blanco cuyo escote me había

dejado bizco en el escenario. Apretujados en la barra, podía distinguir las

pequeñas gotas de sudor que descendían de su cuello y el grosor de sus

labios al juntarse con el botellín de cerveza. A su lado, el concejal de

Cultura que nos había contratado hablaba con nuestro batería desde los

cincuenta centímetros de bajura que le confería su silla de ruedas.

Apenas cabíamos en el local cuando entró un grupo de turistas

trasnochados entonando el 'canta y no llores'. Aún más apiñados y

arrinconado en una esquina noté como la mujer apoyaba su culo en mí. Me

volteé ligeramente y pasé la mano por sus caderas. Debajo del vestido

pude distinguir el hilo de lo que debía ser un tanga. Ella se contoneó. Sentí

como mi polla engordaba protestando por la opresión de los calzoncillos. Me

acerqué a su nuca, cerré los ojos, aspiré su olor. Un nervioso cosquilleo me

recorrió el estómago. Dándome la espalda, apoyó la palma de su mano en

mi barriga y la dejo caer firme y suave hasta el paquete. Masajeó por

encima del pantalón el bulto duro que luchaba por salir.

Cuando yo ya estaba dispuesto a abrirme la bragueta, paró y se acercó al

paralítico. Agachándose le abrazó y le dio un cariñoso beso en la mejilla

mientras le cuchicheaba algo al oído. Entonces sí que me miró. Devolví la

mirada al escote que ahora dejaba ver unos pechos níveos que no cabrían

en una sola mano. Sonrió y salió del bar.

Apuré mi cerveza, me acomodé la polla para disimular lo empalmado que

estaba y seguí sus pasos. Me esperaba a la entrada de un portal, en la

misma calle del bar. Me tomó del brazo y entramos a su casa.

No dijimos una sola palabra. Su lengua recorrió mis labios y jugueteó con la

mía con ansiedad. Lamió mi cuello, chupó mi nariz, mordisqueó mis orejas.

Resoplaba, gemía, se agarraba con fuerza el coño.

Liberé mi verga. Con los pantalones en los tobillos, me tumbó con un

empujón sobre la cama. Escupió en el capullo y apretó fuerte la polla con

una mano. Muy lentamente se la fue tragando entera. Con la mano libre se

frotaba el coño. Aún con la boca llena jadeaba y resollaba. Aumentó la

velocidad y el volumen de sus bufidos. Entonces la volteé. Yo también

quería chupar.

Era uno de esos coños rosados, depilados a navaja, abultados. Y estaba

húmedo y palpitante. Me hundí en busca del clítoris. En una llave de saliva

nos agarrábamos de las ingles absorviéndonos, chupeteándonos,

mamándonos… Nuestros cuerpos se reflejaban en el espejo de la

habitación. Cuando comencé a acariciar su ano ella correspondió con el

mismo gesto. Mojados como estábamos no fue difícil que nuestros dedos se

encajaran en nuestros culos. No despegó su boca de mi falo con el primer

orgasmo. Al contrarío siguió chupando, gritando, masturbándose y yo seguí

enhiesto.

Se dio la vuelta y se agachó como una gata ronroneando, estirando los

brazos, alzando las nalgas, mostrándome en todo su esplendor un ojete al

que ella misma enfiló con mano firme mi polla. Fue entonces cuando me fijé

en su dedo, que dejaba ver la marca de un anillo, y en el espejo, a un

hombre en silla de ruedas que me miraba y sonreía.

2 Comentarios:
wilmer peralta
la vida es bella hay que vivilrla yeess
19/02/2014 23:47:41
dario
no hay nada mas lindo que follar a la mujer del vecino que esta al lado de tu depto y hacerla gritar hasta que dice vasta papu
24/05/2011 22:28:37
Comentar la noticia
Nombre E-mail
Comentario
Por favor, deja este campo en blanco
Introduzca el código

Cambiar imagen
E-mail: Contraseña: Regístrate
Servicios
Diarios
Radios
Boletines
Videoteca
Especiales
Publique su Noticia
 
Añada su Empresa
Publicidad
Publicidad
Publicidad
      Condiciones de uso | Aviso legal | Condiciones de contratación | Política de confidencialidad | Publicidad | Colaboradores |
 
Diario Mérida www.diariomerida.com
Diario digital con informacion y noticias actualizadas al minuto. Diario Mérida es parte del grupo de
comunicacion Edicosma, integrado por mas de 200 diarios digitales al servicio de la informacion.
© Diario Mérida 2014

cerrar [x]